Sobre la difusión en red de archivos fotográficos.

Hace unos meses en el Facebook de Revela-T apareció un post de Iván Noval con el siguiente titular: “MANTENER LA FOTOGRAFÍA ANALÓGICA EN ESTA ERA DIGITAL ES UN DEBER HISTÓRICO”. Sí, pensé, este tío ha dado en el clavo: “Un deber histórico” que se puede acometer desde diferentes facetas, como por ejemplo la relacionada con la CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO. Nosotros, los fotógrafos y fotógrafas conocedores de la historia del medio podemos y debemos contribuir en la tarea de conservación de nuestro patrimonio RECUPERANDO, CONSERVANDO Y DIFUNDIENDO LOS ARCHIVOS FOTOGRÁFICOS.

El conocimiento de la fotografía analógica nos proporciona las herramientas para actuar en los dos primeras facetas. Sabemos identificar materiales pero en general falta formación a la hora de la conservación, aunque cada vez es más fácil y accesible porque en LA RED encontramos todo tipo de información. Eso sí hay que buscar bien y contrastar, porque ya sabemos que en la red cualquiera puede poner lo que le dé la gana.

El objetivo de este artículo es señalar el ENRIQUECEDOR DIÁLOGO QUE SE ESTABLECE EN ESTA ERA DIGITAL: LAS DIFERENTES HERRAMIENTAS QUE NOS OFRECE LA TECNOLOGÍA DIGITAL FAVORECEN ENORMEMENTE A LA FOTOGRAFÍA ANALÓGICA . Nos proporciona herramientas para su reproducción, almacenamiento, difusión,  que  hacen mucho más fácil, cómoda y barata esa tarea de mantener viva la historia de la fotografía. No podemos ver a la fotografía analógica como antagónica de la digital. La fotografía es un lenguaje que va evolucionando, ahora estamos en un nuevo estadio de esa evolución.

Captura de la web del Archivo ViñualesEn este artículo voy a hablar del ARCHIVO VIÑUALES. Me toca muy de cerca, puesto que es una colección de un fotógrafo oscense, y además la he visto crecer. Pero la colección transciende mucho más. Todo en ella es excepcional: el nº de fotos (unas 4000 placas en la colección particular y unas 2000 depositadas en la fototeca de Huesca), la calidad de las mismas, la variadísima temática,  el perfecto estado de conservación, los materiales que le acompañan…

Nicolás Viñuales apareció en mi vida hace aproximadamente un año, cuando lo descubrí en el Facebook, ya que mucha gente de Huesca compartía esas fotos en sus muros. No es objeto de este artículo diseccionar el archivo Viñuales puesto que en su página web hay muchísima información gráfica y teórica sobre esta colección. De verdad, merece la pena perderse por ahí: datos históricos sobre la irrupción de la fotografía en Europa España y  Aragón, datos sobre los materiales del archivo (cámaras, tipos de placas, viradores, procesos fotográficos, visores …) contexto histórico, biografías de Nicolás y Elías Viñuales , las galerías fotográficas con fotos de Barcelona, San Sebastián, tecnología de la época… y sobre todo las gentes: todas las clases sociales están retratadas… Para navegarlo despacito.

Captura de la web del Archivo Viñuales 2Recuperación, conservación y difusión de archivos: parece una secuencia lógica pero en este caso  vamos a empezar la casa por el tejado, a contar la historia al revés y de cómo la NECESIDAD DE DIFUNDIR LA COLECCIÓN LLEVA A LA RECUPERACIÓN Y LA CONSERVACIÓN DE LA MISMA. Es decir que el motor que ha hecho llegar a este punto al legado de Viñuales es la difusión de la colección. El empeño de que la sociedad conozca estas fotos. Porque ¿de qué sirve conservar si no se difunde?. Y ahí es donde el sistema de archivos institucional falla un poquito. Las fototecas y archivos realizan una magnífica labor de conservación pero ahora deben poner la carne en el asador en la faceta de difusión.

Cuando allá a finales de los 70 José curioseaba los cachivaches de la casa donde pernoctaba y se encontró un baúl lleno de pequeños cristales que identificó como negativos se quedó asombrado. A cada rato cogía con cuidado esos cristales, los miraba al trasluz y lograba identificar un rincón de la ciudad de Huesca, un paisaje, … y pesaba.” ¡Madre mía, que pensaría la gente de Huesca si pudiera ver esto! ¿De verdad había aviones en el Huesca de principio de siglo? Y los retratos de esa gente tan arreglada ¿Quiénes son?.” Y una vez más: “la gente tiene que ver esto”. José pernoctaba en esa casa porque su novia, Mª Cruz Villanueva Loscertales, era hija de las personas que cuidaron a Antolina Viñuales, hermana de Nicolás que falleció en  1968 y  así esa familia se convirtió en custodia del legado de la saga de comerciantes burgueses de provincias: “Ultramarinos Viñuales”

José y Mª CruzTuvieron suerte esas plaquitas, todos la tuvimos, al encontrarse con JOSÉ DE LA GÁNDARA, que sin una formación fotográfica específica supo identificar inmediatamente  eso como un tesoro de la memoria. Porque es doloroso comprobar como colecciones de esa índole han acabado en la basura por desconocimiento o dejadez. Y pertinazmente esas colecciones vuelven a  la memoria. “Pues por aquí había un médico que hacía fotos a los muertos y  a los heridos. Cuando se reformó la casa se tiró todo. ¿Y las fotos?. No sé, pero mi padre ayudó a hacer esas fotos. Yo las ví. Los niños de la casa jugaban con esos cristales como si fueran cromos”. Y ahora  ya sólo queda eso, el recuerdo de que alguna vez alguien hizo unas fotos raras. José sí supo lo que tenía delante. Desde ese primer momento se instaló la idea de que esas fotos vieran la luz.

Y aquí comienza la verdadera AVENTURA DEL ARCHIVO VIÑUALES. En ese empeño personal en dar a conocer esos tesoros fotográficos. Sí, mucha información. Archivo Viñuales tiene página web, muy completa, perfil de facebook, twitter, canal de You Tube, grupo en google + … Recientemente se ha celebrado una magnífica exposición en el Centro Cultural El Matadero de Huesca (financia las ampliaciones el área de cultura del Ayuntamiento de Huesca) y se ha editado un primer libro con 180 fotografías que ilustran las evolución de la sociedad oscense. Pero a mí me interesa esa aventura personal que empezó hace casi 40 años. Me interesa saber cómo ha sido el periplo hasta llegara aquí.

Contacto con José y quedamos para charlar. Dos horas que pasaron como dos minutos.

Lo primero que me dice José: “Sin la tecnología digital esto no habría sido posible, bueno, tampoco imposible pero si extremadamente difícil, inabarcable acometerlo yo solo.”

Captura de Facebook: Archivo ViñualesDe una manera autodidacta pero muy responsable resolvió todos los pasos para preservar la colección. Realizó una BASE DE DATOS con las temáticas de las fotos, INVENTARIÓ los materiales , RECABÓ INFORMACIÓN sobre procesos fotográficos de la época, RASTREÓ fotosde la colección Viñuales depositadas en otras instituciones, y por supuesto la DIGITALIZACIÓN DE LAS IMÁGENES. Esa digitalización es la que ha permitido que podamos disfrutar de estos impagables documentos. Y la cosa va creciendo.

El que el archivo sea accesible en la web y redes sociales facilita algo extremadamente importante que es poder recabar datos sobre las imágenes. LA GENTE QUE LAS VE VA NUTRIENDO DE DETALLES LA INFORMACIÓN GRÁFICA: lugares, fechas, acontecimientos, nombres de personajes etc… Hace muy pocos días trabajadores del Instituto de Estudios Altoaragoneses descubrieron un jovencísimo Ramón J. Sénder en una foto en la ermita de San Cosme y San Damián.

Captura de web: http://www.archivovinuales.com/José también acudió en todo este periplo a archivos institucionales. Su idea era que le aseguraran por contrato la difusión del archivo: publicaciones en libro, muestras  en exposiciones. Nadie le dio una respuesta clara, así que él SIGUIÓ COMO UNA HORMIGUITA DANDO PASOS HASTA LLEGAR AQUÍ. El libro es una iniciativa personal, y la exposición de alguna manera viene motivada por esa repercusión en redes. Todo ha sido un éxito y esperamos muchos más.

Personalmente creo que estas colecciones han de estar depositados en sitios adecuados, y las fototecas y archivos son su lugar natural. Las fototecas y archivos admiten donaciones, cesiones, compran o adquieren  archivos y disponen normalmente de diferentes modalidades de contratos adaptadas a los usuarios. Eso sí, asegurándonos de las posibilidades en la difusión de los mismos, pero ese es contenido de otro artículo. CUIDEN DE SUS ARCHIVOS, ÁMENLOS, Y A DISFRUTAR DE ELLOS.

Alegría Lacoma Lanau. Huesca 10 de febrero de 2015.